Cuando te vi: amor, playa, verano y mujeres

Sobre el videoclip Cuando te vi de Elio Veliz, el José José cubano, dirigido por el videasta Freddy Loons

ElioVeliz muestra en el videoclip Cuando te vi dirigido por Freddy Loons, un cambio estético, otra perspectiva, otra manera de acercarse a la música, a la interpretación y a la manera de representarse en un clip. Sin embargo, lo hace desde el estereotipo, el cliché o incluso el kitch. Valdría preguntarse ¿hasta qué punto tal cambio comienza con buen pie y va en la dirección correcta?

El videoclip rompe, no para bien en opinión de quien escribe, con la estética visual y sonoridad que viene defendiendo el joven imitador-intérprete de los temas de José José. La propuesta apela a lugares comunes y escenografías kitch para contar una clásica historia de amor que no aporta nada novedoso desde lo visual.

Mostrar una playa, mucho azul, mucho mar y mucho malecón es uno de los recursos visuales trillados en el videoclip cubano. El crítico Rufo Caballero lo señalaba entrados los años 2000 en su espacio El Caballete de Lucas. Todavía un grupo importante de videoclips cubanos no se apartan de ese escenario y en Cuando te vi la playa se constituye como única locación. En dicha selección pesa nuestra condición insular, pero también la comodidad de lo conocido en detrimento de la creatividad y la búsqueda de nuevas soluciones visuales.

Con respecto a la historia que cuenta el material vale señalar que las acciones resultan poco significativas para hilvanar una narrativa alrededor del tema musical. Caminar por la playa tomados de las manos, seducirse uno al otro con miradas o gestos, besos, baile, brindis en verano y fiesta en la playa de noche es una colección de acontecimientos cliché asociados al noviazgo y al amor. Llama la atención la construcción de un universo tropical unas veces recargado, otras, defensor del paisaje, que apela a los elementos estereotipados que se asocian al verano y al trópico: frutas, bebidas refrescantes, playa, sol y baile. Nada que transgreda lo conocido.

El final del clip propone un punto de giro inesperado para el cantante-actor ElioVeliz, e incluso inesperado para el espectador que podría advertir una desconexión entre lo que cuenta la lírica de la canción y lo representado en el audiovisual. El cierre del material audiovisual deja más preguntas que respuestas y más sinsabor que buenos augurios.

En el plano fotográfico resulta destacable la iluminación y el empleo de colores saturados que se acercan más a la plástica y a la ficción que a la intención de mostrar escenas realistas. La sirena como personaje, con todo su maquillaje y vestuario viene a reforzar esa visualidad. Planos generales y planos medios, mayoritariamente, muestran la belleza femenina y la geografía del lugar como atractivos casi con enfoque turístico. ¿Será este un audiovisual vinculado a los “productos exportables del turismo cubano”, más que un videoclip? Combinar playa, sol, verano y mujeres conduce a pensar así. Cuando te vi es un clip donde la “belleza, por la belleza” se busca y se impone per se, sin un objetivo más sólido que no sea el de verse bonito, verse bien, verse agradable, incluso, apetecible. Sin embargo, está demostrado que no siempre lo estéticamente bello se relaciona con historias representadas coherentemente.

Otro elemento interesante está en el empleo de la tipografía de los créditos. Desde el inicio la tipografía está pautándole un aire desenfadado, juguetón y adolescente al clip lo cual entra en consonancia con los 22 años de Veliz y con el posible público con el que podría conectar el muchacho. Teniendo en cuenta que la carrera musical de Elio está en sus inicios, vale recomendar que intente trabajar sus producciones audiovisuales con un mismo director, de manera que se establezca una línea discursiva con unidad visual o puntos de contacto reconocibles, más allá de la diversidad de ritmos, estilos musicales o géneros que persiga defender.

Propuesta viral en redes: Elio Veliz reedita una época (Parte I)

Llegué a Elio Veliz por la fuerza de la vox populi, las redes sociales y un comentario casual que fue un gatillo importante: “búscalo para que veas y lo escuches. Canta idéntico a José José”. Así lo hice. Elio Veliz Pérez Romero, reconocido por los internautas como el José José cubano, se enamoró de las canciones del Príncipe de la Canción gracias a su madre. Con cinco o seis años copiaba al famoso mexicano que su mamá escuchaba todo el tiempo. Desde entonces comenzó a imitarlo. Modulaciones, tonos y tesituras de la voz muy similares a las de José José convirtieron sus videos y publicaciones en un fenómeno viral en Internet.

(más…)